Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Definición de amor

Amor:
es el verbo resumen de los seres vivientes;
es un sueńo, es poesía, un eterno dolor;
es fragancia, es esencia de una rosa prendida.

Amar la vida:
es el mito perenne que unos creen poseer;
es el acto sublime de la madre natura;
es la dulce ilusión de sentirse uno amado,
de sentirse admirado por alguna mujer.

Amar la muerte:
es la llama solemne de una efímera vida;
es el triste constraste de los sueños soñados;
es el fin del camino, que por siempre persiste.

Amo la esencia de la rosa prendida,
amo los cantos de la madre natura,
amo el contraste de los sueños soñados,
amo la muerte, como amo la vida.

Tony Mola

Anuncio publicitario

OJOS VERDES

El verdor de tus ojos

en mis pupilas

recordome el clorofílico

verdor de la campiña

el apacible ondular de las olas

en los mares de la patria mía

que baña el corazón

de las Américas.

El verde esmeralda de tus ojos

me sumergen en el laberinto de tu mente

que enamoran el sentir 

que llevas dentro

la tristeza y la alegría 

de tus sueños.

Tony Mola

2016

DIME QUÉ HAGO

Dónde fuiste con tu amor insensible

dónde con tus besos mentirosos

dónde con tus cantos de  sirena

dónde con tu cuerpo de témpano de hielo.

Y dime

ahora qué hago con mi alma rota

con mi corazón deshecho

con tus falsas promesas malolientes

con mis labios quemados por  tus besos

con mi cuerpo que arde en el infierno

con tu foto guardada en mi recuerdo.

Dime qué hago

si te llevaste mis abrazos

mis besos y caricias

y me dejaste cual zombi

en el planeta.

Antonio Mola

17/mayo/2020

PAN-DE-MIA CON DULCE DE LECHE

Por: Antonio Mola Davis


Hoy vivimos tiempos pan-démicos de acuerdo a la OMS, lo que ha obligado a los gobiernos a imponer restricciones severas para evitar la propagación del Covid-19 e igualmente inversiones multimillonarias en salud.
En Panamá hemos llegado al punto en que la Presidencia de la República restringió a su cocina a solo preparar café y pan-de-mia con dulce de leche (cuyo ingrediente principal es la leche condensada).
Café, porque permite permanecer más tiempo disponible y trabajando ante estos hechos. Pan-de-mia y dulce de leche, porque ayuda a endulzar el estres que estos momentos genera y los mensajes al pueblo.
El pan siempre ha estado presente entre los alimentos preferidos de soberanos y sus pueblos desde los tiempos bíblicos. Así tenemos que los Faraones egipcios y sus nobles consumian como un manjar el Pan de Miel y sus subditos y exclavos el pan de harina de trigo. Los Emperadores romanos acuñaron la famosa frase política “al pueblo hay que darle pan y circo”, lo que se hacia durante los grandes combates de los gladiadores. Política que persiste hasta hoy en día. Por ejemplo, en nuestro caso el pan vendría a equivaler a los subsidios del gobierno y el circo a la Asamblea Nacional y sus Diputados.
En los tiempos modernos, los chefs panaderos han creado variedades de panes. Así tenemos el pan de queso, el pan de mantequilla, el pan de leche, el baggette, etc.
Pero en este momento pan-démico, el ingenio del chef panadero de la Presidencia de la República a logrado crear el PAN-DE-MIA CON DULCE DE LECHE, el cual solo pueden acceder los funcionarios de élite del Ministerio de la Presidencia y los del círculo cero presidencial.
Este pan no solo tiene la propiedad de endulzar, si no que también la de estimular el ingenio corrupcional en alguno de los funcionarios selectos que los ingieren.
Podemos apreciar los dulces actos de compra y contratos en forma directa de las últimas semanas y aprobados por el CENA, en la cual el Ministerio de la Presidencia se ha tomado las riendas de las contrataciones públicas con la excusa de que “estamos en tiempos de guerra”, pero frenando al potro de la transparencia.
Así tenemos, por ejemplo, contratos sobredimensionados por varios millones de Balboas para promocionar, en medios, las acciones del gobierno para aplanar la curva de contagios del Covid-19, “maximizando” la curva del que hay pa’ mí”. El escándalo de los ventiladores transportables, el hospital modular, las laptop del Ministerio de Endulzamiento Financiero (MEF), el contrato del Mercadeo Integral, las limpiezas de las paradas (que bien pudiera ser el castigo a los que violan el toque de queda), las mascarillas de los Honorables Padrastos de la Patria, los 200 millones de la CSS, etc. Algunos de estos frenados por las críticas del pueblo. En esto se debe incluir a los comerciantes inescrupulosos que se prestan para esto.
Me pregunto: dónde quedo el precepto financiero de “VERIFICACIÓN Y BALANCE (Check & Balance)” que debe existir en todo gobierno (llámese empresa privada, hogar o Estado). Y en el caso del Estado, implica un precepto mucho mayor. Implica “TRANSPARENCIA Y CONFIANZA CUIDADANA EN SUS INSTITUCIONES”.
Instituciones como la Contraloría, ANTAI y Procuraduría han levantado su mano ante estos casos, pero de la palabra a la acción… no hay reacción.
Y dónde está, a todo esto, el Excelentisimo Sr. Presidente ante esas irregularidades de gris transparencia. Sus amenazas contra la corrupción son como globos sueltos que se elevan al cielo en busca de una interaccción divina.
Señor Presidente Cortizo, inicie de inmediato acciones que conlleven al freno de este potro de la corrupción que galopa desbocado en las pistas del Estado. Que estás acciones sirvan de ejemplo ante la faz del país, de forma tal que la ciudadanía retome la confianza en el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo.
Por favor Presidente Cortizo, solicite al chef panadero de la presidencia que reemplace en los ingredientes del dulce de leche, la leche condensada y la reemplace por leche de cabra que brinda mayor estamina.
Sabemos que usted no fue hecho con leche condensada, pero con su perdón, despierte, que se la están dando con el PAN-DE-MIA CON DULCE DE LECHE que le sirven con el café.

Ex-Alumno del Instituto Nacional
Publicado en el diario Panamá América el 9 de mayo de 2020

LLORA VIOLÍN, LLORA

Llora violín, llora

para que mis penas vuelen

como hacen en otoño

las hojas en el viento

Que este dolor

que llevo dentro

se derrita como el hielo

de las montañas nevadas

Para que este amor

que crece en mí

se consuma cual madera

en la caldera del tren

Que su imagen

su recuerdo

se evaporen como el agua

en el calor del desierto

Llora violín, llora

para que en mi corazón deshecho

renazcan mis sentimientos

mis amores y emociones.

Tony Mola

¡CUANDO EL CORONA VIRUS CONGELÓ PANAMÁ! Por: Antonio Mola Davis

Hoy no quiero hablar directamente de la pandemia del Covid-19 en sí.  Quiero empezar con lo que ya todo el mundo sabe. 

El Corona Virus es un organismo virulento de rápida propagación pero está lejos de ubicarse entre las pandemias mortíferas de la historia. Analizemos los datos históricos que aportan perspectivas a estos sucesos.

Como podemos observar, el Covid-19, pese al dramatismo actual, está muy lejos de estas otras pandemias, pero no por eso debemos estar tranquilos. Si parpadeamos puede quedar en el ranking.

Ante este panorama, vale la pena indicar que no recuerdo haber visto que los gobiernos en todo el mundo, y Panamá no es la excepción, que se hubiesen preocupado con tanta vehemencia de asignar recursos para el tratamiento o prevención para otras causas de fallecimientos, como por ejemplo: el cáncer, Malas prácticas de salud, Diabetis (1.5 millones anualmente de muertos en el mundo en 2012 – 422 millones sufren actualmente de esta enfermedad), accidentes de auto (más de un millón anualmente de muertos en el mundo), enfermedades coronarias/corazón (más de 12 millones anualmente de muertos en el mundo), etc.

¿Será porque estas no son contagiosas y no se le da importancia de cuantos fallecen por estos males? Posiblemente importa más los beneficios que estos males representan para las farmacéuticas, los negocios de la salud (hospitales, clinicas, laboratorios, médicos, etc.), fabricantes de autos, aseguradoras, petroleras, etc. y lo que representan al fisco de los paises.

Pero volvamos a la historia de hoy en día, el Covid-19.

Sabemos que lo que está pasando duele… y duele mucho. Este “Corona Virus” no solo ataca la salud, también ataca el alma, la familia, a Panamá, al todo.

El gobierno, através de su organización “SS” (Salud y Seguridad) están haciendo sus mejores esfuerzos (y se están haciendo bien) para evitar la propagación de este mortal virus con sus acciones de aislamiento social, muy necesarios en estos momentos. 

QUEDATE EN CASA ES LO CORRECTO.

Pero creemos que se ha sido poco enérgico con ese grupito de 500 a 700 personas  iresponsables y antisociales que ponen en peligro la vida de más de 4 millones de panameños. Este grupo merece castigos ejemplares inmediatos, tales como trabajos comunitarios sanitarios (limpiar calles, los hospitales, etc.) además de pagar las respectivas multas. De no poder pagar las multas debe duplicárseles el tiempo de los trabajos comunitarios.

Pero la peor pandemia actualmente es la del virus INFOXICACIÓN (intoxicación por el exceso de información).  El constante bombardeo sobre el Corona Virus en las redes sociales con noticias, videos, memes, etc. repetidos una y otra vez, ha generado una ola de estres que mantiene a la población en permanente terror e impotencia, ademas de la saturación que se produce sobre las redes de internet (recordemos que Panamá ocupa el lugar 20 en el mundo en uso de celulares, con lo cual su uso es alto). No hay que olvidar además que en la situación actual muchos panameños están realizando sus trabajos mediante el Teletrabajo, mismo que requiere de disponibilidad de la red de internet y su ancho de banda.

A pesar del ambiente de terror e impotencia que se vive, muchas cosas buenas está ocurriendo gracias a las acciones de los gobiernos y la insistencia de la cuarentena. 

Renació el espírito de la familia, la solidaridad se hizo presente, nacieron nuevos héroes en las áreas de salud, el agro, distribución de alimentos y productos de primera necesidad. Personas humldes y sencillas arriesgando su vida por nosotros. 

Aunque los centros religosos están cerrados para evitar la propagación, nunca antes Dios había oido tantas oraciones ni recibido tantas plegarias. Nos encontramos nuevamente con el creador. Y lo más importante: la tierra está sanando sus heridas. Los ríos, mares, cielo, montañas y praderas están recobraron nuevamente sus colores.

Se cambió la forma misma de la vida.

Pero pregunto: ¿habremos aprendido algo en el manejo de una economía en emergencia y la necesidad de un mundo más solidario y compenetrado… o retomaremos el camino de cero empatía?

#QUEDATE EN CASA    #LAVATE LAS MANOS

Ex-Alumno del Instituto Nacional

Publicado el 14/abril/2020 en el diario Panamá América

¿CUÁNDO SE CONGELO LA PLUMA?

¿Qué nos ha pasado?

Se congeló la pluma en la dimensión del silencio?

¿Dónde están los microcuentos, escritos y poesías? 

¿Cuándo «Poetas en la noche» y «Tejiendo las palabras» interpretaron que la cuarentena por el Covid-19 incluía también el sentir, el pensar, el inspirarse y sobre todo el escribir?

¿Por qué decidimos auto silenciarnos?

Lo que está pasando duele… y duele mucho. Duele por los nuestros, duele por el mundo… Pero el dolor nos fortalece y nos debería provocar una hemorragia de creaciones literarias.

Vamos. Arriba el ánimo cantores de la vida. Rompamos el silencio. Los que nos leen nos necesitan.

Abril  2020

VIRUS, UN AZABACHE CON CORONA

Y repentinamente llegó la muerte
cabalgando en su azabache Virus
con su disfraz de Corona veinte veinte
y su espada letal contaminante.
El pánico nació en las geografías
con el desfile de enfermos y cadáveres
los gobiernos luchaban sin recursos
se impusieron forzosos los encierros
y las finanzas se reinventaron sucumbidas.
El encierro forjó iniciativas
y renacieron los zombies de las artes
renació la poesía, la música, la narrativa
y se cambió la forma misma de la vida.
Al no tener del hombre atentados
la naturaleza recobró de nuevo fuerza
los ríos, mares, cielo y montañas
tejieron nuevamente sus colores
los bosques recobraron su hermosura
los animales corriendo en las praderas
las aves recobraron su sonido
se sanaron las heridas de la tierra.
Con el reto masivo de la muerte
el hombre creó nuevos antídotos
volvió a las formas sanitarias milenarias
que lentamente venció al Corona Virus.
Hoy despues de vivir esta congoja
y de ver como a Dios se recurrīa
me pregunto si la raza humana
seguirá los caminos de la vida
o volverá a los caminos de la muerte.
Antonio Mola
23 de marzo de 2020